Chapucillas


Ir al Contenido

Menú Principal:


Chapucilla 76

Chapucilla 51-100




Solución problema Remi II frontal

Visualizar pantalla completaAnteriorPlaySiguiente


En esta "Chapucilla", vamos a tratar de resolver un problema que surgió cuando instalé el Remi II en la AC (MH), una vez colocado correctamente éste, observé que al instalar el espejo retrovisor en su alojamiento, era imposible el posicionarlo correctamente, no cumpliendo su función, y otro problema añadido, que al intentar efectuar el cierre del Remi II, dicho cierre se presentó problemático. Al no poder efectuar adecuadamente esta operación, el problema consistía en que dicho cierre era obstaculizado por la parte trasera del espejo retrovisor, por lo que tuve que dejar sin instalar el espejo retrovisor y su soporte hasta hallar una solución.

Estudiado el problema la posible solución consistía en situar el espejo más alejado del cristal parabrisas.

Tras una ardua búsqueda por desguaces de vehículos, al fín encontré un soporte que reunía los requisitos que exigía, idéntico en diseño al provisto originalmente en esta AC (MH), Fiat modelo "Ducato" hasta 2006. Este soporte dispone de una variante y es el ser más largo, soporte con ningún problema de adaptación al enganche original situado por la cara interior del cristal parabrisas, por tratarse de un vehículo de la misma marca (Fiat), modelo "Uno". Una vez instalado junto con el espejo de origen de la "Ducato" el cierre del conjunto Remi II se efectuaba correctamente, con la salvedad de que había que mover el espejo convenientemente.

Como puede resultar molesto el tener que posicionar correctamente el espejo retrovisor cada vez que haya que recoger el Remi II frontal para la conducción en la búsqueda de la solución tuve que recurrir a un pequeño tubo roscado por sus dos extremos (tubo con rosca idéntica a la que porta el espejo retrovisor en su unión con el soporte).

Hubo que recurrir a establecimientos de ferretería para obtener este pequeño tubo roscado con sus dos tornillos apropiados. Uno de ellos tuvo que ser cortad con el fín de aprovechar la rosca por sus dos extremos.

Con la ayuda de Loctíte 243 (líquido fija tuercas), de fácil adquisición en establecimientos dedicados a ferretería industrial o comercios de repuestos del automóvil, fijamos todas las uniones, para evitar que estas se aflojaran en un momento dado. Enroscamos el tornillo cortado en el extremo trasero central del espejo retrovisor, apretando suavemente con unos alicates; a continuación enroscamos el tubo en éste, para luego introducir el soporte del espejo retrovisor y colocar el tornillo que sujeta el conjunto y apretarlo, dejándolo todo descansar un tiempo para que el Loctíte 243 haga su cometido. Tras esto se procedió al montaje en su lugar destinado, observando su buen cometido y funcionamiento.


Todo esto y muchos más temas en:

http://chapucillas.acmur.es


Inicio | Importante | Webs amigas | Chapucilla 1-50 | Chapucilla 51-100 | Chapucilla 101-150 | Chapucilla 151-200 | Chapucilla 201-250 | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal