Chapucillas


Ir al Contenido

Menú Principal:


Chapucilla 71

Chapucilla 51-100




"Fermines",
seguridad en puertas de cabina

Visualizar pantalla completaAnteriorPlaySiguiente


En esta "Chapucilla", vamos a tratar de la confección e instalación del clásico sistema de seguridad en las puertas de la cabina de nuestra AC (MH), que tan buen resultado han demostrado, y desde aquí agradecérselo a su ideólogo, Sr. Fermín.

Este sistema consiste en bloquear interiormente las puertas de la cabina de nuestro vehículo, de forma que aunque fuercen la cerradura, resulte imposible realizar la apertura de las mismas.

También en el caso de que se intentara acceder fracturando los cristales, no podría accederse manualmente a la desactivación del conjunto, para lo cual debe colocarse lo suficientemente bajo, en lo que al anclaje de la puerta se refiere, para evitar que se llegue con el brazo desde el hueco del cristal.

Ahora bien, si nuestro vehículo dispone de alarma electrónica, la cual entre una de sus activaciones es a través de la caida de tensión eléctrica, daremos la longitud necesaria a la cadena, con lo que al pretender abrir la puerta con ella dispuesta, lo haga tan sólo lo necesario para que se encienda la luz de la cabina de conducción. Lo que pretendemos con ello, es que al encenderse ésta, el sistema de alarma electrónica, activada, registre una caída de tensión en el circuito y por lo tanto al activarse hará sonar la sirena.

Como podéis observar en las fotos, se trata de que en cada puerta instalemos un pedazo de cadena gruesa con longitud determinada según modelos. En su extremo inicial, tras haber agrandado y doblado un poco su primer eslabón, introducimos un tornillo de los dispuestos en la cabina, más concretamente, uno de los tornillos de fijación del soporte del freno de mano. En su otro extremo colocaremos un enganche rápido del tipo "mosquetón". La cadena, con el fin de eliminar ruidos y rozaduras en el habitáculo, irá introducida por un tubo de plástico de los utilizados para el cableado de electricidad en la construcción de viviendas; para introducirla, nos ayudamos de un cable. Todos estos elementos de fácil adquisición en establecimientos de ferretería como "Leroy Merlín".

En la puerta efectuaremos un pequeño taladro para introducir un cáncamo, cerrado y roscado, en el cual dispondremos por su parte interior de arandela y tuerca autoblocante, por su parte exterior, arandela y tuerca, esta última hará la función de contratuerca. Para todo ello, será necesario desmontar parte de su guarnecido para poder acceder a fijar estos elementos. El cáncamo roscado también realizará la función de calibrador, roscándolo más o menos, según solicite el sistema para un adecuado ajuste y precisión de apertura, necesaria en cada puerta para permitir el encendido de la luz del habitáculo, como hemos explicado anteriormente.

En el lado del acompañante procederemos de igual forma y manera, con la salvedad de que al no existir el conjunto del freno de mano, no hay tornillos, pero sí los agujeros roscados en un lado de la base del asiento. En uno de ellos introduciremos a través del eslabón correspondiente de la cadena, un tornillo adecuado, la cabina objeto del reportaje fotográfico es de la marca Fiat, modelo Ducato hasta 2006.

Una vez instalado todo, observaremos que al abrir la puerta bloqueada, además de encenderse la luz del habitáculo y por tanto activar la alarma, sólo nos permitirá desde el exterior meter los dedos por la ranura de la puerta, siendo imposible el poder desenganchar el "Mosquetón", ya que para ello será requisito imprescindible, el cerrar la puerta en su totalidad.

Dicho sistema de seguridad, no debe llevarse nunca "conectado", con el vehículo en circulación.


Todo ello y muchas mas cosas en:

http://chapucillas.acmur.es


Inicio | Importante | Webs amigas | Chapucilla 1-50 | Chapucilla 51-100 | Chapucilla 101-150 | Chapucilla 151-200 | Chapucilla 201-250 | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal