Chapucillas


Ir al Contenido

Menú Principal:


Chapucilla 206

Chapucilla 201-250




Cambiar líquido embrague y frenos

Visualizar pantalla completaAnteriorPlaySiguiente

Este bricolaje trata de la forma de sustituir el líquido de frenos y el líquido del actuador del embrague que en este vehículo (Fiat 2.8 JTD) es el mismo.

El líquido de frenos es un líquido muy higroscópico (que absorbe humedad) y esto no es nada bueno para la actuación del sistema de frenado, perdiendo rendimiento y por lo tanto aumentando distancia de frenado, así como para su conservación, en lo relativo al embrague disminuye su actuación, por lo que es aconsejable renovar totalmente dicho líquido antes de cinco años de uso.

Antes de nada tenemos que proveernos de las herramientas necesarias así como de complementos adecuados para una buena y fácil actuación, además de la insustituible ayuda de un colaborador:

  • 1 litro líquido frenos
  • Alicates
  • Destornillador plano fino
  • Llave acodada del nº 11
  • Tubo plástico transparente de 8 m/m diámetro exterior
  • Recipiente transparente mínimo 500 ml.
  • Jeringuilla plástica
  • Elevador o gato


Empezamos por el actuador del embrague.

Una vez asegurado el vehiculo en su inmovilización, comenzamos por extraer el máximo líquido de frenos de su depósito situado sobre la bomba de freno y junto al servofreno, mediante la jeringuilla al uso.

Ahora nos introducimos bajo el vehículo por su frontal y observamos que dicho actuador, se halla situado en la parte exterior de la campana de aluminio que oculta el sistema de embrague por su parte delantera-superior, este actuador dispone de un sangrador provisto de un tapón de goma protector, dicho actuador es de forma cilíndrica y por su extremo libre va conectado un manguito hidráulico, el cual va fijado al actuador mediante un clip de alambre.

Ahora enchufamos el tubo de goma trasparente al sangrador del actuador, formando ambos una unión hermética, el otro extremo del tubo al interior del recipiente transparente, el cual situamos junto al radiador ó lugar donde no caiga ó pueda volcar, con la ayuda de los alicates ó un destornillador fino, desplazamos un poco el clip hacia fuera, nunca quitarlo.

Pedimos a nuestro ayudante que pise el pedal de embrague hasta el fondo y lo mantenga pisado, al hacer esto observamos que el tubo hidráulico se desplaza de su alojamiento hacia fuera (no puede salirse, lo impide el clip) y permite que salga líquido por el sangrador y consecuentemente por el tubo transparente hasta el recipiente al efecto, antes de pedir a nuestro ayudante que levante el pié ó pedal, nosotros con la mano introducimos el tubo hidráulico a su posición inicial (sin mover el clip), para evitar que retorne líquido, una vez hecho esto pedimos que levante el pedal y nuevamente que pise el pedal, volviendo a desplazarse hacia fuera el tubo hidráulico y repitiéndose otra vez toda la operación anterior, así hasta agotar toda la cantidad de líquido existente en el circuito, habremos observado que todo el líquido extraído es de color rojo, señal inequívoca de su estado deteriorado, ya que este líquido nuevo es de color amarillo.

Una vez finalizada la última extracción al no quedar líquido que salir por el tubo transparente, pedimos a nuestro ayudante que rellene la totalidad del depósito de líquido de frenos con líquido nuevo, con su ayuda repetiremos la operación de sangrado tantas veces como sea necesario, hasta que veamos que no sale ninguna burbuja de aire por el tubo transparente, ni grande ni pequeña, él permanece con el pié pisado y nosotros introducimos el tubo hidráulico a su posición original y hacemos retroceder el clip a su posición inicial, ya puede levantar el pié del pedal, observamos que no haya ningún tipo de fuga de líquido y operación terminada.

Ahora vamos con el sangrado de frenos:

Una vez relleno el depósito de líquido de frenos con líquido nuevo empezamos por la rueda delantera bajo el conductor, por ser la más cercana a la bomba de freno, si fuese necesario podemos levantar la parte del vehiculo que sea necesario con su elevador ó gato, tomando las medidas de seguridad adecuadas para inmovilizar el vehículo, en este caso la pinza de freno delantera dispone de dos pistones, pero solo de un sangrador, introducimos la llave acodada nº 11 en el sangrador y ahora enchufamos el tubo transparente al sangrador, y el tubo al recipiente.

Pedimos a nuestro ayudante que pise el pedal de freno y lo mantenga pisado, nosotros giramos a derechas la llave acodada y enseguida vemos como sale líquido de color amarillo oscuro a través del tubo, nuestro ayudante comprueba que su pié se desplaza hasta el fondo del recorrido del pedal de freno y nosotros que cesa de salir líquido por el tubo transparente, giramos a izquierdas para evitar que entre aire y pedimos a nuestro ayudante que suelte el pedal, una vez hecho esto pedimos nuevamente que vuelva a pisar y lo mantenga así, nosotros aflojamos a derechas, otra vez vemos salir líquido y él que su pié baja, así una vez y otra hasta que lo veamos salir del color amarillo claro adecuado, para después tras haber apretado dicho sangrador, continuar con otra rueda, hasta completar la totalidad de frenos en nuestro vehículo, rellenando el depósito de líquido tras cada operación, es muy importante que en cada una de estas operaciones en las ruedas, el depósito de líquido de frenos nunca se quede vacío, así evitaremos que el circuito tome aire y tengamos que repetir toda la operación de sangrado de frenos desde el principio.

Tras finalizar el sangrado de frenos y comprobar que no existe ninguna pérdida en el circuito, arrancamos el motor del vehículo y comprobamos que actuando sobre el pedal de embrague todas las velocidades entran y salen suavemente, señal de que habremos realizado una operación excelente con respecto a lo concerniente al embrague.

Pisaremos el pedal de freno y notaremos que cede hasta 1/3 de su recorrido aproximadamente y a partir de ahí el pedal ya no baja, por más que pisemos, señal de que todo está bien, ya solo falta la prueba en circulación, que notaremos como los frenos retienen el vehículo con mayor seguridad y precisión que anteriormente.

En caso de contacto de este líquido con los ojos y piel, consultar reverso del envase.

Por último, no olvidar depositar todos los líquidos extraídos en un punto ecológico de recogida y tratamiento de estos.




Todo esto y mucho más en:

http://www.chapucillas.es


Inicio | Importante | Webs amigas | Chapucilla 1-50 | Chapucilla 51-100 | Chapucilla 101-150 | Chapucilla 151-200 | Chapucilla 201-250 | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal