Chapucillas


Ir al Contenido

Menú Principal:


Chapucilla 182

Chapucilla 151-200




Propano y butano: características

Visualizar pantalla completaAnteriorPlaySiguiente


Este tema, trata acerca de las características del gas propano y de sus envases, en las marcas distribuidoras de este país, Repsol y Cepsa.

Hay que comenzar hablando de otros tipos de gases, para poder apreciar la diferencia entre ellos.


Familias de gases

Los gases combustibles se clasifican en familias, todos los gases de una misma familia, tienen características comunes, de manera que pueden intercambiarse sin necesidad de modificar ni la instalación, ni los aparatos de consumo.

Si se tiene que cambiar el gas, por otro que no sea de la misma familia, obliga a cambiar los aparatos de consumo, o al menos, ciertos mecanismos (inyectores), en caso contrario pueden producirse efectos indeseados, como desprendimiento de llama o el retorno de la misma al inyector o chiclé.

  • Primera familia: gases manufacturados (gas ciudad, aire propanado, aire butanado).
  • Segunda familia: gases naturales.
  • Tercera familia: butano y propano, que son derivados de la destilación del Petróleo y se denominan Gases Licuados del Petróleo (GLP).


El butano y el propano son hidrocarburos, es decir, compuestos de hidrogeno y carbono. No son hidrocarburos químicamente puros, sino mezclas de estos con otros hidrocarburos.

El gas propano es un gas licuado del petróleo, que tiene los mismos usos que el butano, compuesto principalmente por propano (87%), etano (1%) y butano (6%), su fórmula es C3-H8, es un gas incoloro e inodoro, de la serie de los alcanos de los hidrocarburos, por lo general se le agrega un odorizante que le confiere un olor pestilente.


Poder calorífico

  • Butano: el poder calorífico inferior (P.C.I.) es de 10.938 kcal/kg, el poder calorífico superior (P.C.S.) es de 11.867 kcal/kg
  • Propano: el poder calorífico inferior (P.C.I.) es de 11.082 kcal/kg, el poder calorífico superior (P.C.S.) es de 12.052 kcal/kg.



Puntos de ebullición

  • Butano= -0’5º C (congelación)
  • Metano= -161’7º C
  • Etano= -88’6º C
  • Propano= -42’1º C (congelación)



Datos físicos del butano

  • Ebullición= -0’5º C
  • Fusión= -138º C
  • Punto de auto ignición= 287º C
  • Temperatura crítica= 152º C
  • Presión del vapor a 20º C= 2’9 kg/cm2
  • Presión del vapor 50º C= 6’6 kg/cm2
  • 1 Litro de líquido= 237 litros de gas



Datos físicos del propano

  • Ebullición= -42’1º C
  • Fusión= -187’8º C
  • Punto de auto ignición= 468º C
  • Temperatura crítica= 97º C
  • Presión del vapor a 20º C= 9’2 kg/cm2
  • Presión del vapor a 50º C= 18 kg/cm2
  • 1 Litro de líquido= 272’6 litros de gas



Equivalencias del Propano

1 kg de Propano equivale a:
• 1’24 m3 de gas natural
• 3 m3 de gas ciudad
• 1’20 litros de fuel-oil
• 1’30 litros de gas-oil
• 3 a 6 kg de leña
• 2 kg de carbón
• 14 kw/h de electricidad


Aspecto y olor

Gas incoloro e inodoro, por lo general se le agrega un odorizante que le confiere un olor pestilente.


Estado

Líquido a presión atmosférica a las siguientes temperaturas: Propano -42,1º centígrados (que hace prácticamente imposible su congelación), Butano -0,5º centígrados bajo cero.


Aspecto de las llamas

Hay que comprobar que las llamas presenten un aspecto vivo y estable, manteniendo un tono azulado, las llamas pequeñas, vibrantes y de tono violáceo, indican un exceso de aire, contrariamente, la poca definición del cono de la llama y la aparición de puntas amarillas indican un defecto de aire, en caso necesario deberá actuarse sobre los órganos de regulación del aire primario.

En nuestro país, se utiliza normalmente la botella de butano denominada UD-125 y la CB Inox. (ambas para uso doméstico de 12’5 kg de carga unitaria) y las de propano UD-110 de 11 kilos de carga y las denominadas CP-11, también de 11 kilos de carga, que se utilizan con temperaturas extremadamente bajas. El propano tiene su punto de congelación a -42’1 grados, lo que hace realmente difícil su congelación.


El gas en la botella

El butano o propano en la botella, se encuentra parte en estado líquido y parte en estado gaseoso.

Cuando la botella se encuentra llena, el 85 % del producto se encuentra en forma líquida y el 15 % restante en forma de gas.

Si en un recipiente cerrado tenemos gas almacenado, parte en forma líquida y parte en forma de gas, las dos formas coexisten en equilibrio a una presión llamada “tensión de vapor”.

Si dejamos salir cierta cantidad de gas, el equilibrio se rompe, entonces se vaporiza la cantidad necesaria de gas para que se recupere el equilibrio, produciéndose el fenómeno de “vaporización natural”.

El calor necesario para dicha transformación se obtiene del ambiente, a través de las paredes del recipiente, si el caudal de gas extraído es elevado, puede llegar a congelarse el exterior de la botella, reduciéndose el proceso de vaporización y por tanto el caudal extraíble.


Reguladores para botellas de GLP de uso doméstico

Todos los aparatos de consumo precisan para su correcto funcionamiento, que el gas llegue a ellos a una determinada presión. Como el gas dentro de la botella está a una presión que es variable con la temperatura y es superior a la que necesitan los aparatos de consumo.

En una bombona de propano a temperatura ambiente de 15º centígrados, la presión en el interior es de 7’3 bar, pudiendo alcanzar los 18 bar de presión en zonas calurosas extremas.

En bombonas de butano esta presión inicial es sensiblemente menor, pero también aumenta al subir la temperatura ambiente pero en menor grado, por lo tanto es necesario el empleo de un regulador de presión. Los aparatos domésticos funcionan normalmente a 28 gr/cm² en butano y 37 en propano, aunque también los hay que funcionan a 50 y 112 gr/cm².

La mayoría de aparatos pueden funcionar a butano/propano sin necesidad de cambiar los inyectores. No sustituir nunca un regulador fijo de 28 por uno de salida libre sin intercalar el regulador adecuado al tipo de gas y aparatos de consumo.


Localización de fugas

Para detectar cualquier posible fuga de gas, se procederá así:

  • cerrar las llaves de los aparatos de consumo conectados a dicha botella
  • poner en posición abierto la llave del regulador o manoreductor
  • recubrir con espuma (agua jabonosa) las conexiones y empalmes a verificar. Si las uniones son herméticas, no debe aumentar el volumen de las burbujas


NO UTILIZAR JAMÁS UNA LLAMA PARA DETECTAR FUGAS




Riesgos

Los riesgos que el gas presenta son, incendios e intoxicaciones. Los factores necesarios para producir fuego son tres y forman el llamado triángulo de fuego (combustible, calor y comburente).

Combustible es todo material susceptible de quemarse bajo unas condiciones determinadas. Calor es la energía necesaria para desencadenar el fuego. Comburente es todo agente que hace posible que el combustible arda en su presencia. En la práctica totalidad de los incendios, el comburente es el oxígeno del aire.


Extinción

Para que se de el fuego son necesarios tres componentes, combustible, comburente y calor. Al suprimir cualquiera de ellos el fuego cesará. De esta forma, todos los sistemas de extinción de incendios se basan en la supresión de uno de esos tres componentes.


Intoxicaciones

Todos los gases son asfixiantes, es decir, desplazan el aire y por ello nos privan del oxígeno necesario para la vida. El grado de toxicidad de un gas combustible viene determinado, en general, por la cantidad de monóxido de carbono (CO) que contiene. El monóxido de carbono es una sustancia venenosa ya que imposibilita el transporte de oxígeno a los tejidos.

En el caso de una fuga de gas que no contiene CO se produciría asfixia. Si el gas tiene CO se produciría envenenamiento, debido a que el monóxido de carbono que contiene actuaría antes de que se desplazara el aire de la atmósfera. Resumiendo, en estado gaseoso actúa como asfixiante, en estado líquido puede provocar quemaduras.


Síntomas de intoxicación

Los primeros síntomas de intoxicación son zumbidos en los oídos, gusto dulce en la boca, mareo, opresión en el pecho, sensación de asfixia, vómitos, temblores, aumento de pulsaciones, etc. A estos los siguen una perdida de fuerza en las piernas y los brazos. Los principios de intoxicación son comparables a los de una embriaguez.

Si la intoxicación es grave, el individuo pierde el conocimiento, esta inconsciencia es peligrosa y debe sacársele de este estado, aun recurriendo a métodos violentos. De persistir este estado comatoso puede sobrevenir la muerte.

En una intoxicación por CO se imposibilita el transporte de oxígeno a los tejidos. La insuficiencia de oxígeno durante 10 minutos puede determinar lesiones graves en los centros nerviosos del cerebro. Por consiguiente, la condición indispensable para combatir el envenenamiento producido por el CO, es procurar la rápida renovación de la sangre.


En caso de intoxicación

Además de recurrir a la asistencia médica, el procedimiento es el siguiente:

Se retirara a la victima de la atmósfera contaminada, evitando su enfriamiento. Si ha perdido el conocimiento, se le hará la respiración artificial. Cuando reaccione se le dejará respirar aire puro, pero deberá inhalar oxígeno puro en el caso que la respiración decaiga. Procurar que no duerma. Podrá tomar café bien caliente, jamás alcohol. No deberá tomar Aspirinas ni otros estimulantes. Deberá estar en reposo sin dormir.


Normativa

Un Real Decreto permite el "transporte de envases que contengan gases licuados del petróleo (G.L.P.) de hasta 15 kg de capacidad unitaria, en vehículos de uso particular y como máximo dos envases", condiciona expresamente dicha autorización a que se transporten en posición vertical cuando estén llenos y se adopten las medidas adecuadas para evitar su caída.


Información obtenida en diversos enlaces:
http://www.repsol.com/
http://www.cepsa.com/
http://www.gasbutano.org/
http://aseingas.es/
http://acampada.en.telepolis.com/gas.htm







Todo esto y mucho más en:

http://chapucillas.acmur.es


Inicio | Importante | Webs amigas | Chapucilla 1-50 | Chapucilla 51-100 | Chapucilla 101-150 | Chapucilla 151-200 | Chapucilla 201-250 | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal